El sistema de suspensión conecta las ruedas con el chasis y es el responsable de proporcionar una mayor maniobrabilidad al vehículo y comodidad para el conductor.
Los diferentes componentes están diseñados para absorber los golpes y sacudidas en la carretera mientras las ruedas se mueven hacia arriba y abajo.
En
Geocars recomendamos que se revise el estado del sistema de suspensión del vehículo al menos una vez al año junto con la alineación de las ruedas.