El cambio de los filtros es obligatorio si quieres que tu vehículo funcione correctamente.
Cuando uno de los filtros se obstruye, puede causar problemas y averías muy graves.
Es necesario reemplazarlos con regularidad.
Los filtros a sustituir son: filtro de habitáculo, filtro de aire, filtro de aceite y filtro de combustible.