El cambio de aceite es la actividad más básica de mantenimiento del automóvil. La razón: el aceite proporciona a cada motor lubricación y enfriamiento. Es un componentes que se deteriora particularmente rápido si un motor está sobrecargado y no cuenta con suficiente lubricación, es decir, cuando se conduce entre distancias cortas, especialmente en la ciudad.
El cambio de aceite siempre debe ir acompañado de un cambio de filtro. Un filtro limpia el aceite del motor de microcontaminantes, que afectan el funcionamiento del motor.